Bodegas antiguas en Barcelona. Siéntete parte de la tradición.

Date

A los ciudadanos locales les encanta pasar tiempo en las bodegas típicas de Barcelona. Echa un vistazo a nuestra selección.

Barcelona está llena de bodegas tradicionales donde poder pasar una tarde entre vinos o el fin de semana compartiendo platillos y tapas con los amigos. Hay variedad para escoger en diferentes barrios y para todos los gustos y nosotros ya hemos hecho nuestra selección.

Cuando quieres sentirte como en casa

Situada en la popular calle Parlament, esta taberna familiar sirve algunas de las mejores tapas de la ciudad. Adquieren productos locales que utilizan para elaborar sus platos y que podamos disfrutarlos en el interior del tradicional local o en la concurrida terraza. Además, ¡aprecian tanto a sus clientes que hasta tienen fotos de ellos en las paredes!

Buscando la ubicación perfecta

Cuando es necesario hacer una pausa del paseo por el centro, puedes hacer una parada en este encantador local donde sirven packs de vermut compuestos por los básicos: olivas, anchoas, berberechos y patatas. Sólo hace falta echar un vistazo a las fachadas de este edificio emblemático en medio de las calles más comerciales, para darse cuenta de que mantiene su esencia después de más de 100 años.

Cocina típica y vermut casero en un ambiente tradicional

Marc está al mando de esta tradicional bodega donde cada día ofrece para desayunar los bocadillos con las combinaciones más curiosas y deliciosas. Los clientes fieles se desplazan a Sants para disfrutar de su cerveza y vermut caseros y saborear los platos locales más típicos como la capipota o el fricandó. ¡No te olvides de probar sus tortillas de los viernes!

Justo en el centro del barrio de Gracia, esta pequeña pero acogedora bodega sobresale por sí misma. Los clientes se amontonan fuera de esta taberna tradicional mientras disfrutan de una copa de vino o vermut. En su interior, descubrirás su tienda donde podrás hacerte con una de las muchas botellas que tienen en exposición.

Buena comida y bebida a precios asequibles

Tan pronto entres a esta bodega en el barrio del Clot, te sorprenderás por la colección de llaveros antiguos que están colgados en las paredes y techos de esta clásica taberna. La selección de embutidos y quesos que verás escrito en las pizarras del bar, se sirven en unas papelinas, como si estuvieras en el mercado. Éstas y los deliciosos torreznos harán que quieras volver muy pronto.